Blog

Información interesante sobre las relaciones entre las personas y la Justicia.

acoso laboral

Cómo actuar ante el acoso laboral o mobbing

El acoso laboral o mobbing es una situación de hostigamiento de una persona o grupo de personas hacia un trabajador/a en el ámbito de una relación laboral.

¿Cómo afecta el acoso laboral a una persona?

Esta serie de comportamientos y conductas abusivas están dirigidas a degradar psicológicamente a un trabajador, suprimiendo su autoestima y su moral, mediante un hostigamiento y una situación de violencia psicológica continuada. Esta violencia llega a producir una lesión de la dignidad y de la integridad del trabajador.

También se considera acoso cuando se da una conducta discriminatoria contra un trabajador que daña su dignidad y crea un entorno de trabajo hostil, humillante, ofensivo e intimidatorio.

Este acoso puede causar graves problemas psicológicos en la persona que lo sufre, incluso llegando a desarrollarse enfermedades, como la depresión, la ansiedad, o el estrés. Y todo esto puede llegar a afectar de forma muy grave al trabajador en su rendimiento laboral e incluso en su vida personal.

Tipos de acoso laboral

Los tipos de acoso laboral más comunes en nuestra sociedad son:

Mobbing Vertical

Cuando es provocado por el empresario o los superiores jerárquicos sobre el trabajador. Las situaciones pueden ser varias, puede estar motivado por enemistad, discriminación o por cualquier tipo de voluntad empresarial que haya decidido el trabajador, por ejemplo, al presentar una baja voluntaria.

Mobbing Horizontal

Este tipo de acoso laboral viene causado por compañeros de trabajo que están al mismo nivel que el trabajador afectado. Suele venir motivado por enemistad, envidias, discriminaciones… y un sinfín de razones.

Mobbing Estratégico

acoso y mobbing laboralEste es un tipo de acoso descendente o “institucional”. Se caracteriza porque el acoso laboral se da por parte de la empresa al trabajador con el objetivo de que el acosado rescinda su contrato de forma voluntaria. Es una presión hacia el empleado para que tome la decisión de irse. De esta manera, la empresa no tiene que pagarle la indemnización que le correspondería por despido improcedente.

También hay otros tipos de acoso laboral, como el Mobbing de dirección o gestión (llevado a cabo por la dirección y organización empresarial), Mobbing perverso (es un acoso laboral personal y muy dañino para la persona afectada, ya que se le ataca directamente), Mobbing disciplinario (Normalmente es presión por parte del jefe o la empresa sobre los empleados, de manera que si no cumplen algo, son “castigados”)

¿Qué puede hacer un trabajador que sufre acoso laboral?

Existen varias opciones, dependiendo del tipo de acoso recibido y de las pruebas que se tienen (Es importante tener pruebas) Son situaciones complejas para las que se debe contar con asesoramiento profesional que indique los pasos a dar en cada momento.

El trabajador tiene dos opciones:

Denunciar el acoso sin acudir al juzgado

Se puede poner en conocimiento a través del Comité de Seguridad y Salud de Empresa, o comunicarlo a los representantes de los trabajadores. También se puede comprobar el Convenio Colectivo, porque a veces hay protocolos para el acoso laboral. Denunciarlo a la dirección de la empresa cuando el acoso no proviene de la propia dirección, aunque desafortunadamente no suele ser una medida muy efectiva, o presentar una denuncia en la Inspección del Trabajo, normalmente aquí son necesarias las pruebas.

Acudir al juzgado

Dependiendo de la vía de jurisdicción correspondiente para caso, tendremos que acudir a una u otra.

Desde Psicoforense, podemos ayudarte con toda la información y ayuda que necesites para el procedimiento que debes llevar en cada caso si sufres acoso laboral.

¿Cómo conseguir pruebas?

El mayor problema cuando se es víctima de un acoso laboral es poder conseguir las pruebas que lo demuestren. Sin embargo, esto resulta fundamental para poder demostrarlo.
Estas pruebas pueden ser:

  • Documentos escritos: correos, circulares, notas, encargos u órdenes de trabajo, cambios de puestos o de funciones…etc
  • Conversaciones grabadas: Pueden ser muy útiles en un juicio, pero debe aparecer la víctima en la conversación.
  • Testigos que puedan declarar sobre los hechos: Compañeros, clientes, trabajadores de otras empresas…
  • Fotografías de los hechos

¿Cómo afrontar de forma psicológica el acoso?

Ante este tipo de situaciones, es fundamental recibir ayuda psicológica para evitar aquellas enfermedades y estados de ánimo que se pueden derivar de este tipo de situaciones.

mobbing en el trabajoEsto es importante para no llegar a una situación insostenible, ya que si se diera el caso, es probable que el trabajador acosado deba acudir al médico de cabecera, informándole de estos hechos y si la situación lo requiere, solicitando la baja médica. Tanto el médico de cabecera como el especialista pueden elaborar un informe en el cual se detalle el estado del trabajador y si padece enfermedad, como depresión, ansiedad, estrés… Estos informes médicos y psicológicos forman parte del conjunto de pruebas que el trabajador consigue.

Los expertos en este tema recomiendan ponerse en manos de profesionales cuanto antes, ya que es muy importante cuidar nuestra salud y nuestro bienestar emocional.

No obstante, también existen algunos consejos que pueden ayudar a sobrellevar el proceso y empezar a recuperarse, ya que hasta que pida una baja o denuncie tendrá que seguir yendo a trabajar y enfrentándose a sus agresores. Estos consejos tienen que ver con enfrentarse y defenderse, afrontar las relaciones laborales de manera asertiva…

Si necesitas ayuda en todos los procedimientos de psico-legales, no dudes en contactar con Psicoforense.

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *